Escrito personal

Desde pequeña siempre creí en el poder personal para sobreponerse ante cualquier dificultad. Sabía que había una fuerza interior que me acompañaba en silencio y que solo acudía a mi cuando yo, desesperada, la llamaba. Una día descubrí que esa fuerza interior siempre estaba ahí para acompañarme en cada momento de mi vida y decidí aprovecharla al máximo.

A veces es necesaria una profunda crisis personal para descubrir todo ese potencial oculto que tenemos los humanos. Esta especie pensante que muchas veces, solo actúa, desgraciadamente, para reaccionar. Pocas veces para accionar.

Con el paso de los años he estudiado cualquier persona de éxito que se cruzara en mi camino, con la finalidad de aprender de los mejores y con ello mejorar mi vida. Un día me crucé con el Coaching y mi vida cambió para siempre. Una forma de pensar, de actuar, de ser, de vivir, que dista mucho de la apatía en que vivimos en los momentos actuales. Aprendí a vivir la vida desde otro paradigma, el de la toma de conciencia, responsabilidad y acción. Hay que atreverse a vivir la vida que uno desea, a pesar de lo que puedan decir los demás. Por qué ¿cómo de otro modo se puede vivir plenamente?.

Mi frase favorita: ” No esperes que nada cambie, si no haces nada diferente”.

Me gustaría que un día, dijeran de mí que ayudé a personas en su crecimiento personal. Que en mis procesos de Coaching encontraron la llave para ser más felices y supieron que TODO está dentro de nosotros. Los éxitos, las limitaciones, los miedos, un campo lleno de posibilidades, tantas como queramos vivir.

TÚ eres el creador de tu destino y solo TÚ puedes hacer que suceda.

¿Me permites que te acompañe?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugincookies

ACEPTAR
Aviso de cookies