630266794
info@montselopezballester.com

Salir de la zona de confort…¿Qué es?

Salir de la zona de confort…¿Qué es?

Salir de la zona de confort. Los seres humanos, somos animales de costumbres, y nos sentimos bien y tranquilos, normalmente, haciendo siempre las mismas cosas, con esa sensación de control que deja la rutina. A veces, la zona de confort viene delimitada por la idea de cumplir con viejos cánones sociales establecidos, que nos encorsetan en una vida donde la mayoría aprueba todo lo que se hace o dice, pero la mayor disonancia llega cuando la coherencia entre lo que uno sabe que es, y lo que hace de cara a la galería, no es lo mismo.

Entonces, se entra en una especie de separación íntima difícil de resolver permaneciendo es esa zona, mal llamada, de confort.

Rutinas tan simples como levantarse a la misma hora, desayunar las mismas cosas, son hábitos que nos proporcionan una falsa comodidad y muchísimas veces, nos perdemos grandes experiencias por tratar de vivir bajo esa comodidad.

Pero… ¿Por qué es tan importante salir de la zona de confort?

Charles Darwin decía que no sobrevive la especia más fuerte, sino la que antes se adecua al cambio.

Es importante salir de esa zona de control, porque, entre otras muchas cosas, enriquece nuestras experiencias, nuestro bagaje personal, nos ayuda a generar recursos nuevos y por tanto, nos llenamos de fuerza para enfrentar retos nuevos.

Salir de la zona de confort, alimenta la Autoestima. El Ego bien entendido. Porque nos hace ver la vida desde el estado del “sí puedo” y por tanto asumir nuevos retos desde la aventura y no desde el miedo.

Cuando hemos sido capaces de saltar al abismo, que es la sensación que uno tiene cuando Bre la puerta a la incertidumbre, la sensación de libertad, de ligereza y de fuerza se apodera de uno. Y le ofrece esa idea de, donde hay valentía, desaparece el miedo, aparecen nuevas ideas y formas de hacer, y por tanto un reguero de opciones donde escoger. Abrazar la incertidumbre, y atreverse, deja la brutal sensación de saberte tú el auténtico protagonista de tu vida…

Lo cierto, es que a la mayoría de nosotros, nos dan miedo los cambios, a perder estabilidad, seguridad, certeza, control…. Pero ello, solo produce estancamiento…. Nunca crecimiento.

¿De qué va esto de salir de la zona de confort?

No hace falta plantearse GRANDES RETOS… Las más altas montañas nunca se coronan en una subida, ni en la primera intentona. Se coronan después de tramos, de intentarlo hoy y no poder, mañana quizás, pero siempre, se coronaron, manteniendo la vista firme y la intención también.

A veces basta con plantearse pequeños cambios, sobre todo, para hacerle ver al cerebro, esa máquina CASI perfecta, que es posible cambiar si de verdad se quiere y se intenta. El cerebro si es un brutal animal de costumbres y siempre, y digo siempre, va a tratar de encontrar la manera de decirte que lo mejor, es hacerle caso a El, con ese falso discurso de ” mejor lo malo conocido que lo bueno por conocer”….

Pero qué duda cabe que puedes convencer a tu cerebro, de que vas a ser capaz de hacer grandes cambios, demostrándole que puedes, por el momento con los pequeños.

Cuando esa nueva manera de hacer se vaya consolidando en tí, tu cerebro, llegará el día que estará habituado a tus cambios, y ya no cuestionará si eres capaz o no. Simplemente acatará órdenes. O sea, acatará tus deseos.

¿Y cómo conseguimos hacer eso?

La primera aventura puede resultar como echarle un pulso a la vida…. El primer paso, dicen, es siempre el que más cuesta…

Necesitamos desarrollar la suficiente confianza en nosotros mismos a base de cambios ínfimos. Desde ir a trabajar por una ruta distinta, colocarse el pantalón por la pierna contraria que habitualmente, cambiar el diálogo interno del “tengo miedo” al “!!pues claro que puedo!!” , o del “no ” al ” por qué no?”….

¿Cómo hago para salir?

Se busca.

Indispensable:

Estar dispuesto a un crecimiento personal continuo, abrir tu mente a nuevas formas de hacer y sentir, a retar al miedo, a entender el error en su vertiente más positiva….

A valorar lo positivo de salir y dar el salto.

Eliminar creencias limitantes. Reconociéndolas, entendiendo cuando y como llegaron, enfrentándolas y dejándolas marchar.

Valorar OBJETIVAMENTE a que me enfrento y que AMENAZA REAL existe detrás de saltar a esa zona.

Invertir bien la preciada energía que tenemos en desarrollar la capacidad de imaginar más que en temer…

Confiar en ti. ¿Cuantos grandes retos has superado desde que te conoces?

¿Qué hubo de común en todos ellos?

¿Qué habilidades destacarías de ti en esos momentos?

Diseñar un plan. Nos gusta saltar al vacío, pero por favor, con un poco de agua en la piscina, nunca con la piscina vacía.

¿Fracaso? ¿Quién dijo fracaso??? ¿Habló mejor alguien de aprendizaje?

Aprender a disfrutar de los imprevistos. Sobre todo para aquellas personas muy controladoras. Entre las que me incluyo….

Para terminar…. Atreverse a dar el salto puede ser un cambio DEFINITIVO Y DECISIVO en tu vida.

Zona de confort, aquella zona donde pasa nada… Y pasa a veces tan poco, que en lugar de hacer crecer una vida, la marchita….

 

3 comentarios

  1. Juan Castillo dice:

    No dejo de exclamar Excelente!!!! No hay palabras para describir lo importante de esta herramienta . Mil gracias!!!

  2. Diliana Avila dice:

    QUIERO CAMBIAR MI VIDA Y NO SE COMO HACERLO… POR FAVOR, PUEDE AYUDARME?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugincookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: